Llego el Circo

Photography | All Thriller No Filler Blog

Photography | All Thriller No Filler Blog

Que tipo de madre le miente a sus hijos? Aquí! Aquí! Yo! Yo le miento a mis hijos, especialmente cuando me da la ventaja. Llegó el circo! La verdad es que yo no estoy echa para sentarme en el circo. Acabo de decirle a mis hijos que soy una activista de animales para no tener que ir. Yo se, soy horrible pero que es mas horrible? Que yo le diga una mentirita (todo suena mejor con una “ita”) o que mis hijos se tengan que sentar al lado de una madre en mal humor?

Lo que pasa es que mi mente se va a otro mundo cuando voy a el circo. Quien es ese payaso? Cuanto tiempo se pasan los payasos maquillándose? Fueron ellos o las drag queens (entra el spanglish) que inventaron el contour? Y mi mente sigue… Adonde viven los artistas de el circo? Vivirán como las películas en pequeña casas de campañas?

No pasa mucho tiempo cuando empiezan los vendedores. “Paaaaalomitas! Aquí tengo paaaalomitas!” Ahora si, voy a tener que comprarle una caja de palomitas a los niños pero entonces veo que las palomitas vienen con un sombrero de recuerdo. Si compro un sombrero, voy a tener que comprar tres. Ha ver, le pregunto cuanto cuesta el sombrero sin las palomitas por que la caja es enorme. Que sorpresa! El sombrero nada mas viene con las palomitas. Ay, yay, yay. Voy a tener que comprar tres cajas enorme de palomitas. Bueno, ya. Las compro. Entonces viene el vendedor de piraguas (otros lo llaman raspadas). Yo ya se que a mis hijos no le gustan los piraguas de el circo pero como este piragua viene en un vaso de unicornio, los tres insisten que este piragua es diferente. “No mami! Me lo voy a comer entero! Te lo prometo!” Bueno, el circo nada mas viene una vez al año y ya sabemos que no hace daño. La madre que soy se empieza a sentir mal por negarle los piraguas, “Señor! Pasa por aquí con los piraguas!”. Y en el poco tiempo que me cojo en pagarle a el vendedor, me gane tres piraguas en vasito de unicornio por que a nadie le gusta. Me como los piraguas por que ya que lo page, me lo voy a tener que tragar. Mientras me como los tres piraguas (malísimo) en el vasito de unicornio, pienso que un poco de tequila o ron le pegara muy bien y tal vez le daría un poco de sabor. Pero, estoy con mis hijos y no debo de estar pensando ni en tequila, ni en ron.

Cuando tu piensas que ya el chaos se ha terminado, viene el baño. Uno de mis hijos SIEMPRE tiene que ir a el baño. Me paro, cojo las tres cajas enorme de palomitas, mis tres sombreros y vasitos de unicornio y agarro a mis tres hijos. Los pobres no pueden cargar hoy, todo esta muy pesado y como estoy en publico no le puedo decir todo lo que le quiero decirle con miedo que me lleven a la cárcel. Vamos a el baño. Llegamos y estoy haciendo todos los esfuerzos para no vomitar de la peste que hay. Cargo a mi hija y rezo que no le de ebola en este baño por que la verdad es que aquí tienen que ver cien mil tipos de enfermedades.

Entonces, si, quizás yo estoy mal por mentirle a mis hijos pero si tu no le dices mi secreto, ellos nunca van a saber que su mami le mintió. Por que la verdad es que aunque el circo es una experiencia linda para muchos, yo soy activista de animales y bueno, no me gusta :).

Share Your Thoughts

*